Seleccionar página

LA PIEL es el órgano más grande del cuerpo humano, sus principales funciones son:

Protección: La piel protege el cuerpo contra los agentes nocivos o choques como el calor, frío, radiaciones solares o sustancias químicas.

Secreción: La piel segrega hormonas, enzimas y fermentos, crea reacciones de defensa y también segrega el sebo para protegerse. El sudor es una secreción con la que la piel se depura, que que por él se desechan las sustancias sobrantes.

Pigmentación: En la piel se encuentran las células responsables de la pigmentación, que no sólo dan color a la piel sino que la protegen de las radiaciones solares.

Comunicación: La piel actúa como elemento de comunicación entre el organismo y el exterior, y gracias a ella nota el dolor o la temperatura, sensaciones que transmite al cerebro para que sean percibidas.

Termorregulación: La temperatura de las personas se mantiene de una forma constante aproximadamente en los 36 grados centígrados. Esta constancia es posible gracias a un mecanismo situado en el cerebro que lleva a cabo en la piel las funciones de vasodilatación y vasoconstricción, con las que controla el calor que el cuerpo debe liberar o guardar.

Impermeabilidad: La piel resulta un buen impermeable qu impide la penetración en el organismo de la gran cantidad de productos que entran en contacto con el cuerpo continuamente.

 

Publicado por FONTYNATURAL.

Compartir en redes sociales
0
Abrir chat