Seleccionar página
Hay muchas personas que apenas beben agua y en verano con los golpes de calor hay que tener máxima precaución, sobretodo con los niños y mayores.
La deshidratación ocurre cuando se pierde más líquido del que se ingiere y el cuerpo no tiene suficiente agua para llevar a cabo sus funciones normales. Puede producirse por estar en una situación de mucho calor, ejercicio intenso, falta de bebida o una combinación de estos factores. La deshidratación severa puede llevar a la muerte.
¿Cuánta agua debo tomar en verano? En las épocas más calurosas, lo ideal es consumir alrededor de 2 litros o 2 litros y medio de agua al día, pero no solo a través de bebidas, sino que también se completa esta cantidad con alimentos como las frutas o las verduras. No obstante, precisan que esto puede variar en función de los hábitos de cada persona, la actividad física,…etc.
Compartir en redes sociales
0